• San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz

San Esteban de Gormaz, municipio perteneciente a:

null

 

Marzo 2014 Abril 2014 Mayo 2014
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

r-noticias


mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
Turismo Lugares de Interés Calle Mayor y Casas Blasonadas
Calle Mayor y Casas Blasonadas Imprimir Correo

El casco urbano de San Esteban se traza a los pies del cerro del castillo y crece entre el trazado del Duero y la vía del tren, mostrando una imagen alargada que se refleja en un vertebradora Calle Mayor, que cruza San Esteban de Este a Oeste albergando en sus rincones elegantes casas blasonadas.

Este rico patrimonio del corazón de la localidad le ha valido la declaración de Bien de Interés Cultural como Conjunto Histórico Artístico y le permite dotar a la villa de una imagen típica de pueblo castellano, donde la mezcla cristiana y musulmana ha trazado el urbanismo local, organizándose en torno a un recinto amurallado atravesado por su calle principal, una calle Mayor larga y estrecha en la que desembocan callejuelas, patios y callejones. 

Tal y como señala Eduardo Esteban Muñecas "los diversos momentos históricos por los que ha pasado la Villa han tenido como consecuencia un crecimiento arquitectónicamente desordenado, pero de natural desarrollo, yendo desde la adaptación estratégica a la zona más alta (defensiva) hasta la actual zona de expansión, más llana y baja, que ocupa terrenos cultivables que son la base de la economía agrícola de subsistencia que un día primó en San Esteban de Gormaz."

Atravesando las calles Mayor y Las Cuestas, así como las vías que unen estas dos grandes arterias nos permiten disfrutar de una estética propia de la arquitectura popular que fueron construidas con un único fin: vivir.

Este tipo de edificaciones crecieron usando los materiales de la zona y en función de la riqueza del propietario, siendo las más habituales el adobe, la madera y la piedra. Frente a las humildes y sencillas casas de adobe, dispuesto a soga, tizón o espiga, que todavía se conservan en el casco urbano, el viajero se sorprende ante los elegantes balcones de la Plaza Mayor, sobre unos soportales que protegen el caminante y se convierten en foro de reunión o intercambio comercial, con zócalo de piedra y donde el ladrillo se alterna con otras decoraciones.

Avanzando por la calle Mayor, que se eleva hacia el Rivero, se conservan una serie de casas nobles blasonadas, que cuentan, en muros de piedra la historia de San Esteban de Gormaz. Estas viviendas pertenecieron a importantes familias de nobles e hidalgos y los escudos nobiliarios que ornamentan sus fachadas, nos dan una idea de la envergadura alcanzada por la Villa en tiempos pasados.

Así, en la calle mayor, también conocida como calle Real, a la altura del número 63 nos encontramos con un escudo de la que fue casa de Cristóbal de Bermeo, mayordomo del marqués de Villena, Don Juan Manuel Fernández Pacheco (1650-1725).

Según explica Beatriz Esteban Muñecas, se trata de un escudo cuadrilongo cuartelado, primer y cuarto cuarteles de plata con un lobo de sable y segundo y tercer cuarteles, también de plata, con águila de gules. Al timbre yelmo de escuderos y ennoblecidos con cinco plumas. Se tiene noticia de que el dos de Octubre de 1679 estuvo en esta casa el cortejo regio que iba a recibir a la esposa de Carlos II, Mª Luisa de Orleans.

Si avanzamos unos metros, en la misma acera, en lo que conoce como el Cuartel Viejo, se reconocen diversas lápidas romanas, un sillar decorado de época visigoda o un escudete con flores de lis, en la fachada de este palacete rural de finales del siglo XVII.

Este nuevo escudo es cuartelado y en su primer cuartel encontramos cinco estrellas colocadas en sotuer; en el segundo un árbol, quizás un moral; el tercero está formado por tres calderas y el último por un látigo. En la bordura se puede leer:"AÑO DE 1722. IHESUS, MARIA, IOSEPH. EL NUMERO ES 13" y a continuación van grabadas trece estrellas. En la parte posterior de esta casa hay una réplica de otro de los escudos originales que se conservan de Diego I López Pacheco, hoy en custodia particular.

Además nos encontramos como dos escudos iguales, situados en dos casas diferentes, a uno y otro lado de la calle que, debido a las modificaciones constructivas contemporáneas, demuestran que uno de ellos no está en su ubicación original, mostrando un puente con tres torres almenadas cortinado de una cruz de tipo paté recortada y de una palmera.

La Calle Mayor da paso a la de San Miguel, una vía empedrada y estrecha, que entre casas de adobe y adornos florales nos conduce a uno de los edificios más importante de la historia del arte en España: San Miguel.