Iglesia de San Miguel

Monumento Nacional desde 1976.

La iglesia conserva su fábrica original, de arenisca. Está compuesta de nave única, cabecera semicircular hacia oriente, portada y galería porticada al sur, y torre al noreste (el último tramo de ésta de ladrillo).

La importancia de este templo se debe a la inscripción existente en uno de sus 25 canecillos, situado en la cornisa de la galería porticada representando a un monje con un libro abierto entre sus manos y en la que se puede leer: "+IVLIA/NUS MA/GISTER/ FECIT/ ERA/ MC/ XV/ IIII". "Me hizo el Maestro Julianus en la era de 1119", (año 1081). Así pues, se puede datar la iglesia entre el año 1050 (repoblación cristiana definitiva tras la Reconquista) y el 1081 (momento en el que finaliza la construcción del pórtico). Por este motivo estamos no sólo ante la galería porticada más antigua de Castilla sino ante uno de los templos románicos más antiguos de la zona sur del Duero. Sus siete arcadas podrían representar las siete primeras iglesias de la cristiandad y, además, es un número que en la antigüedad significaba la perfección.

Es evidente que San Miguel se construye en una zona de frontera y conflictiva unos 50 años antes de que se restaurara la sede episcopal de Osma, por maestros desplazados a la zona de la “Extremadura” con la única misión de construir templos cristianos y mostrar a los locales en qué consistía la nueva técnica del momento: el románico. Varias teorías han intentado explicar el origen de los pórticos aunque la más reciente compara San Miguel con su precedente más cercano, la Iglesia prerrománica de San Miguel de la Escalada en León que posee un pórtico de 12 arcos de herradura.Esto podría confirmar el origen andalusí de las galerías porticadas románicas.

Sería esta una posible explicación de la decoración escultórica de sus capiteles y canecillos. Vestimenta “islámica” con caftán, turbantes, caperuzas semiesféricas típicas de los campesinos musulmanes de Castilla y calzado apuntado que parecen babuchas (capitel del lado este de la galería porticada). Además, las representaciones se acercan más a la realidad de la Reconquista que a temas meramente cristianos: el amor por la música y los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes. Situándonos frente a la galería porticada, los dos capiteles más a la izquierda representan castillos con arco de herradura y justo sobre la puerta, a la derecha del canecillo del monje existen dos caballeros cristianos con armadura enfrentados. También es frecuente la representación de animales (pavos reales, elefantes y serpientes).

En su interior existen unas pinturas tardogóticas representando la Visitación, la Adoración de los Magos y la Huída a Egipto. Las intervenciones del Proyecto Cultural Soria Románica realizadas en 2009 permitieron sacar a la luz los revocos de época románica y se descubrieron, a 4 metros de altura, cientos de grafitos de entre los siglos XII y XIII, raros personajes, inscripciones funerarias, huellas de los dedos de los albañiles que alisaron el revoco con sus manos, cruces de consagración, peines de contabilidad, etc. Este descubrimiento hizo suponer a los arqueólogos la existencia de una tribuna perimetral que quedó confirmada por el descubrimiento de los emplazamientos de los pilares de sujeción. Un de las teorías que se están barajando es que se accediera a esta galería desde la antigua puerta que subía a la torre, hoy cegada. Enlace al documento: “La piel que habla. Grafitos de los siglos XI-XIII sobre el revoco románico de la iglesia de San Miguel de San Esteban de Gormaz”.

Reproducción 3D del interior de San Miguel, cortesía de Soria Románica.

También durante estas excavaciones se encontró, además de los grafitos, en la galería porticada de la iglesia, una tumba medieval en la que el difunto sujetaba con su mano derecha una cruz patriarcal o de doble travesaño del siglo XII. Este excepcional hallazgo se encuentra expuesto en el Museo Numantino de Soria. La pieza es de madera recubierta con chapas de cobre y sobredorado y cuatro (de las nueve que tenía en origen) piedras coloreadas. El Cristo es tridimensional destaca por la presencia de esmalte champlevé (técnica de Limoges), procedente de los talleres de Santo Domingo de Silos.

 

Más información sobre la intervención: www.soriaromanica.es

La restauración del templo en 2016 ha permitido la iluminación de los grafitos, la colocación del suelo de la nave y la adecuación del acceso a la torre mediante los escalones de piedra originales y el establecimiento de una estructura de madera que da acceso al campanario. Además, las obras de rehabilitación del entorno de San Miguel, están ya en su última fase, y finalizarán en Semana Santa de 2017. Se trata de un proyecto encaminado a preservar los paramentos de la escorrentía superficial y subterránea, dar accesibilidad al templo, demoler el hormigón anexo y ganar altura al edificio.

 

HORARIO DE APERTURA

Ayuntamiento de San Esteban de Gormaz · Plaza Mayor, 1 · 42330 San Esteban de Gormaz (Soria) · Tfno: 975 35 00 02