lunes, 11 de febrero de 2019

El legado de Juan Carlos Atienza

El pasado sábado se celebró, en una abarrotada Iglesia de San Miguel, un emotivo homenaje al que fue nuestro párroco y posteriormente Vicario de Patrimonio, Juan Carlos Atienza Ballano.

El Obispo de Osma, D. Abilio Martínez Varea, inició la jornada oficiando una Santa Misa en su nombre, junto con la presencia de otros 14 sacerdotes, incluidos los pertenecientes a San Esteban de Gormaz.  En esta celebración se contó con la presencia de la Coral “Villa de San Esteban”.  Posteriormente, D. Félix García Palomar ofreció una conferencia sobre las Cortes que tuvieron lugar en esta Villa en 1187, durante el reinado de Alfonso VIII (anteriores a las de León de 1188, consideradas las primeras de la historia). El uso religioso y el uso civil del templo volvieron a unirse en 2019 como homenaje a nuestro querido y recordado vecino.  Fue D. Abilio Martínez quien indicó que es precisamente a Juan Carlos Atienza a quien debemos el arreglo de tantos templos de la provincia.

Mª Luisa Aguilera cerró el acto destacando la importancia que Juan Carlos Atienza tuvo para la conservación del patrimonio de nuestra provincia. “No cabe ninguna duda de la importancia de preservarlo y de transmitirlo a generaciones futuras. El patrimonio evoluciona a través de nuestro compromiso común. Es más, al apreciarlo podemos descubrir nuestra diversidad e intentar iniciar un diálogo intercultural sobre lo que tenemos en común. Es la mejor forma de enriquecer nuestras vidas. La riqueza que el patrimonio cultural posee, así como las connotaciones y figuras históricas, sociales, económicas y medioambientales que tan ligadas están a nosotros. En este acto se pretende destacar a una de ellas, todavía conmovidos por su reciente pérdida y por el inmenso trabajo que llevó a cabo en su función como Vicario Episcopal de Patrimonio o como Comisario de la exposición de las Edades del Hombre “Paisaje Interior”, tanto o más desde el profundo conocimiento que tenía, no sólo del patrimonio de la provincia de Soria sino del arte en su concepto más amplio. Juan Carlos Atienza Ballano dedicó su vida al sacerdocio y se entregó a las distintas tareas que le fueron encomendando a lo largo de su vida con generosidad e inteligencia. Hoy, tenemos aquí su legado y tomamos el testigo que nos entregó: continuar en esa hazaña de conservar, difundir y respetar el legado patrimonial. Pero como le conocíamos bien no nos permitiría concluir este acto sin mencionar a las personas que le rodearon ayudaron y con los que quiso compartir su trabajo. Fue en ese momento cuando agradeció el esfuerzo y dedicación de todas las personas que de una forma u otra está implicadas en la conservación, puesta en valor y difusión de la Iglesia de San Miguel: a la Diócesis de Osma, a los actuales Vicarios de Patrimonio, Javier Ramírez  y Rubén Tejedor, a Carlos de la Casa, un auténtico referente cultural en nuestra provincia , y a todo su equipo de trabajo, a Mª Soledad García Morales y a Adela Ortega por su esfuerzo y dedicación en la última intervención que se ha llevado a cabo en San Miguel, a Francisco Yusta, a Josemi Lorenzo, a César Gonzalo, a la Asociación Sostenibilidad y Patrimonio, a los técnicos de turismo del Ayuntamiento, etc.

Pero, sin duda, la parte más emotiva del acto tuvo lugar cuando uno de los hermano de Juan Carlos Atienza subió a recoger una placa que le entregó la Alcaldesa de San Esteban de Gormaz. “Mi familia y yo deseamos saludar y agradecer tantas muestras de aprecio durante todos estos meses y especialmente esta tarde en este acto, en esta celebración. Acontece poco más de un año que Juan Carlos nos dejó, poco menos de un año que lo hizo también nuestra madre por lo que este acto tiene un significado muy hondo para nosotros”. Nuestra familia es de Atauta. San Esteban siempre fue para nosotros un lugar de referencia, algo así como el hermano mayor de nuestro pueblo. Cuando Juan Carlos estuvo en San Esteban como párroco, sus gentes le dejaron una honda huella, tanto que entre sus últimas voluntades estaba el dejar aquí uno de sus libros más apreciados. Les hizo saber a sus superiores de la Diócesis y a la familia que su facsímil del Beato de la Catedral de El Burgo de Osma se quedara en San Miguel de San Esteban de Gormaz. Con ello, hoy, de alguna manera formalizamos esta última voluntad, este acto de cesión de nuestro hermano.  Con ello, una trocito de Juan Carlos Atienza estára siempre en San Esteban.

Ayuntamiento de San Esteban de Gormaz · Plaza Mayor, 1 · 42330 San Esteban de Gormaz (Soria) · Tfno: 975 35 00 02